24 de marzo de 2008

Los meteoritos ayudaron a la sopa prebiótica


Encuentran meteoritos muy antiguos con altos contenidos de aminoácidos. Quizás meteoritos como éstos ayudaron a la creación de la sopa prebiótica que produjo la vida sobre la Tierra.

Hay problemas científicos duros de roer. Uno de ellos es el origen de la vida. Aunque sí se puede explicar el origen de las especies y cómo estas evolucionan, el estudio del origen de la vida como tal no ha avanzado demasiado desde el famoso experimento Miller-Urey.

No es la primera vez que se propone que quizás los primeros bloques bioquímicos vinieron del espacio exterior. Quizás estos formaron la sopa prebiótica de la cual surgieron los primeros microorganismos.

Ahora unos científicos de Carnegie Institution han descubierto aminoácidos en dos meteoritos en una concentración diez veces superior a las medidas en otros meteoritos similares. Esto sugiere que el sistema solar primitivo era más rico en bloques químicos orgánicos de lo que previamente se había pensado. En esa época (entre hace 3800 y 4500 millones de años) la Tierra fue sometida a una intenso bombardeo de meteoritos que quizás enriquecieron los océanos primitivos hasta convertirlos en una sopa primordial. Se sabe que fue justo en algún momento de ese periodo de tiempo cuando surgió la vida.

Los aminoácidos son los bloques o elementos que componen las proteínas, que a su vez constituyen las estructuras fundamentales de los seres vivos. Otros elementos fundamentales son los ácidos nucleicos. Se cree que la producción de proteínas fue uno de los primeros pasos en la emergencia de la vida en aquella época.

Aunque los aminoácidos también se pudieron formar en la Tierra en determinados ambientes.

Los meteoritos analizados se recolectaron en la Antártida en 1992 y 1995, y pertenecen a la colección de la NASA en el Johnson Space Center de Houston (Texas). La Antártida es el lugar del mundo más rico para buscar meteoritos, suelen hallarse en las regiones de hielo azul, en donde permanecen congelados bajo el hielo desde su caída casi sin contaminarse.

Para el estudio los investigadores tomaron pequeñas muestras de tres meteoritos de un raro tipo denominado condritas carbonaceas, que se cree contienen los materiales orgánicos más antiguos y primitivos del sistema solar. Datan de la época de la formación del sistema solar y han formado parte de algunos asteroides desde entonces hasta que diversos impactos los extrajeron de allí.

Según el análisis en dos de estos meteoritos se encontraron 180 y 249 partes por millón (ppm) de aminoácidos, constituyendo la concentración más alta de estas sustancias en un meteorito hasta la fecha (lo usual en este tipo de meteorito es encontrar 15 ppm o menos). Como las muestras extraterrestres tienen relaciones isotópicas distintas se descarta una contaminación de aminoácidos procedentes de la Tierra actual.

El amoniaco y otros precursores químicos de los aminoácidos formaban parte de la nebulosa que dio origen al sistema solar, así que la síntesis de estos aminoácidos precedió a la formación del propio sistema solar.

Sería interesante saber si los aminoácidos son levógiros, dextrógiros o una mezcla de ambos. En todo caso puede que al final los extraterrestres seamos nosotros y todos los seres vivos que pueblan (de momento) la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario