22 de abril de 2008

Un ovni para el deporte aterriza en Arizona

Por: Daniel Moya
El Clarín

De no saber de qué se trata, alguien podría imaginarse que lo que está viendo es una gigantesca nave espacial que acaba de aterrizar para colonizar Glendale, un suburbio ubicado en el extremo oeste de la ciudad de Phoenix. No es para menos, ya que su impactante volumetría esférica resulta ajena al paisaje y a la vez refleja en su piel metálica los colores del cielo y del desierto.

El nuevo y resplandeciente objeto que se asienta sobre la arena de Arizona, próximo a la Ruta Estatal 101, es el nuevo Estadio de la Universidad de Phoenix, hogar del equipo de fútbol americano Arizona Cardinals.

Proyectado por Peter Eisenman, con la colaboración del arquitecto argentino Pablo Lorenzo Eiroa y construido en asociación con HOK Sport (la división líder en arquitectura deportiva que es parte del mega estudio mundial del mismo nombre), tiene una capacidad para 75 mil espectadores y su costo alcanzó los 450 millones de dólares. Para Eisenman "la forma del estadio está inspirada en la del cactus barril, una especie que crece en el desierto de Arizona".


Leer artículo completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario