5 de junio de 2008

Contacto con extraterrestres, en 100 años

Redacción / El Economista
Con información de EFE

Barcelona.- El ser humano contactará con vida inteligente extraterrestre en un plazo de 100 años, un tiempo que representa más de una vida para el hombre, pero que no es "más de una milésima de segundo en la escala del Universo".

Así lo afirma Frank Drake, presidente del Instituto SETI (Search for Extra-Terrestrial Intelligence) de Estados Unidos y pionero en la búsqueda de civilizaciones fuera de nuestro planeta, en una entrevista con Efe en la que asegura que este viejo anhelo del hombre está cada vez más cerca gracias a los avances tecnológicos.

Hoy se cuenta con radiotelescopios 100,000 millones de veces más potentes que en los años 60 y capaces de recibir señales de radio y luminosas emitidas desde puntos muy alejados del Universo.

Drake, autor de la célebre ecuación que calcula las civilizaciones extraterrestres que existen, está convencido de la presencia de otras formas de vida en alguno de los 280 sistemas planetarios que se han contabilizado hasta ahora.

"Cada semana descubrimos nuevos planetas. Todo indica que la vida en ellos podría ser muy factible. La química de la vida es muy sencilla y se puede duplicar en planetas similares a la Tierra. Es por eso que creo que hay vida al menos en forma microbiológica en mucho de los planetas que hemos descubierto", dice.

Pese a admitir que "es más difícil afirmar en cuántos casos esa vida podría haber evolucionado a formas inteligentes y con una tecnología que podamos detectar", no tiene dudas de que existen, sólo en la Vía Láctea, unas 10,000 civilizaciones.

El principal problema es que "no sabemos nada de ellas", subraya este científico de casi 80 años, que ha visitado Barcelona para pronunciar una conferencia en el museo de Ciencia CosmoCaixa.

El esfuerzo de instituciones como el SETI, volcados en la búsqueda en el Universo de un eco de vida no terrestre, está centrado en conseguir aparatos suficientemente sofisticados que permitan captar señales codificadas como una señal de televisión, lo que para Drake sería algo así como una panacea.

"Si pudiésemos detectar la señal de televisión de una civilización extraterrestre, podríamos aprender todo lo bueno que tienen, podríamos deducir todo al instante, sin necesidad de enviar un mensaje y esperar millones de años a obtener una respuesta", afirma este científico.

En 1974, Drake transmitió un mensaje codificado a través de ondas electromagnéticas a la constelación de Hércules, donde muchos científicos creen en la posibilidad de que haya vida.

Existen numerosos proyectos del SETI que tratan de encontrar vida extraterrestre inteligente, ya sea por medio del análisis de señales electromagnéticas capturadas en distintos radiotelescopios o del envío de mensajes de distintas naturalezas al espacio con la esperanza de que alguno de ellos sea contestado.

Pero hasta la fecha no se ha detectado ninguna señal de claro origen extraterrestre.

La actividad del SETI, que adquirió notoriedad con la película "Contact", protagonizada por Jodie Foster, está sufragada completamente por fondos privados, pese a que los primeros proyectos, durante los años 70, surgieron auspiciados por la NASA, la agencia espacial estadounidense.

Uno de los proyectos más conocidos, SETI@Home, es apoyado por millones de personas de todo el mundo, que prestan sus ordenadores para procesar la información capturada por el radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico), el más potente del planeta.

Drake defiende que si encontramos otras civilizaciones será posible aprender cosas muy útiles.

Por ejemplo, cómo producir energía de la fusión nuclear y buscar la manera de paliar el hambre o las catástrofes naturales, además de buscar alternativas para nuestro futuro, amenazado, muy a largo plazo, por el previsto crecimiento del Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario