3 de julio de 2008

Ovnis en Salta


Durante este verano se han aparecido testimonios de que en Salta hay presencia de ovnis. Se dice que el fenómeno, que se ha convertido en una atracción mediática y publicitaria, se debe a la falta de información para publicar, aunque las creencias populares testifican estas apariciones.

Por mera casualidad la aparición de los antiguos platos voladores recrudece durante los meses de verano, cuando los medios de comunicación padecen por la escasez de información. Aunque en
esto Salta no es excepción, aquí parecen más intensas la creencia y la imaginaria presencia en los OVNI.

En los últimos años, de la utilización periodística y sensacionalista de los OVNI se ha pasado a un abuso que terminó por transformar esos hechos, antes temido como extraordinarios y fantásticos, en previsibles y reiterativas crónicas que cada vez conmueven menos y en la que ya pocos creen.


El ruido y las nueces

Este fin de semana, no menos de treinta personas, incluyendo policías, bomberos, montañistas, rastreadores y un avión Pilatus PC-6 de Gendarmería Nacional se movilizaron para buscar los restos de un supuesto OVNI en el paraje El Puyil, próximo a las localidades de Rosario de Lerma y Chicoana. Los recursos volcados en esa búsqueda fueron superiores a los que los pobres municipios de Salta destinan a socorrer a los vecinos durante las inundaciones.

Un diario local, que dio amplia cobertura al hecho, afirmó que se habían encontrado partes del plato volador: “los restos detectados son metálico y pertenecen a una estructura artificial”. Después de horas de rastrillaje la policía admitió que no se había encontrado nada. Ese reconocimiento del fracaso apenas mereció unas pocas y marginales líneas en esos mismos medios.

La incredulidad aumenta a medida que se multiplican los relatos de quienes aseguran no sólo haber visto OVNI sino de haberlos fotografiado y filmado, además de observar a sus extraños ocupantes.

No sólo eso: en junio de 2004 un supuesto ufólogo se permitió anunció lugar, día, hora en que se podría ver un OVNI. ¿Cómo lo supo? “Mediante comunicación telepática con un extraterrestre, el capitán Kirián, que me dijo que el 23 de junio, en Rosario de la Frontera, podíamos asistir a una observación fabulosa”. La policía local montó un operativo para prevenir posibles daños. El anuncio corrió por cuenta del jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, lo que disparó el interés de cientos de turistas que colmaron los hoteles. “La gente cree que estoy loco”, reconoció el ufólogo, en un rapto de sensatez.

Al día siguiente, cuando el anuncio del capitán Kirián no se desvaneció, la prensa y el especialista en OVNI, en puntas de pie, olvidaron el tema. Los meses de verano suelen ser los elegidos por los extraterrestres para hacer sus incursiones por el cielo salteño en el que reaparecen como serpientes de verano, aunque esas apariciones también suelen ocurrir en otras épocas del año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario