28 de septiembre de 2008

El contacto del humano con extraterrestres está cada vez más cerca


Lo asegura FRANK DRAKE

El investigador estadounidense afirma que en el plazo de 100 años estaremos haciendo contacto con extraterrestres. Se basa en el avance vertiginoso de la tecnología, en especial la potencia de las telecomunicaciones

Frank Drake, pionero en la búsqueda de vida E.T., quien actualmente presidente del Instituto SETI (Search for Extra-Terrestrial Intelligence) de los Estados Unidos, asegura que cada vez está más cerca el día en que el ser humano se comunique con vida extraterrestre inteligente, y calcula que el hecho se producirá dentro los próximos 100 años.

“En 100 años, el hombre hará contacto con extraterrestres”, manifestó Drake en una entrevista periodística, argumentando que el vertiginoso avance de la tecnología lo hará posible, en especial por el desarrollo de radiotelescopios cien mil millones de veces más potentes que en la década del 60, capaces de recibir señales de radio y luminosas emitidas desde puntos muy alejados del Universo.

El científico, especialista en la búsqueda de civilizaciones fuera de nuestro planeta, es autor de una ecuación que permite calcular el número de civilizaciones extraterrestres que podrían existir, sobre la base de los 280 sistemas planetarios que se han descubierto hasta el momento. En 1974, transmitió un mensaje codificado, mediante ondas electromagnéticas, a la constelación de Hércules, donde muchos científicos creen en la posibilidad de que haya vida.

“Cada semana descubrimos nuevos planetas. Y todo indica que la vida en ellos podría ser muy factible. La química de la vida es muy sencilla y se puede duplicar en planetas similares a la Tierra. Por eso creo que hay vida, al menos en forma microbiológica, en muchos de los planetas que hemos descubierto”, describió Drake. Y agregó que no tiene dudas que existen unas 10.000 civilizaciones, sólo en la Vía Láctea.

“Si pudiésemos detectar la señal de televisión de una civilización extraterrestre podríamos aprender todo lo bueno que tienen, podríamos deducir todo al instante, sin necesidad de enviar un mensaje y esperar millones de años a obtener una respuesta”, asegura el octogenario investigador OVNI. El problema es que “no sabemos nada de ellas”, dice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario