8 de enero de 2009

Molino de viento dañado por... ¿un ovni?

Fuente: DPA

Daño en molino eólico en Reino Unido aviva especulación sobre ovnis

Londres.- Un molino eólico que quedó dañado de manera misteriosa en Reino Unido desencadenó especulaciones sobre la presencia de ovnis.

Un aspa, de 20 metros, de la turbina de un molino de viento en Lincolnshire, en el noreste de Inglaterra, se desprendió totalmente mientras otra apareció fuertemente doblada.

Quijotesco: Ovnis contra molinos de viento. Público

Según informó hoy el diario "The Sun", testigos relataron que el domingo vieron objetos voladores luminosos cerca del molino, de 60 metros de altura.

Un agricultor relató que vio una luz clara blanca con un borde naranja cuando pasó cerca del molino eólico.

También otros habitantes dijeron haber visto luces extrañas. "Las luces se movían en el cielo en dirección al molino. Entonces, vi un objeto que volaba bajo", dijo una testigo a "The Sun".

Otra persona reportó una "explosión gigantesca en el aire".

El operador del parque eólico, la empresa Ecotricity, no descartó un "daño por ovni". "En tanto no tengamos una explicación plausible de que no era un ovni, no podemos descartarlo".

Ya está en marcha una investigación para determinar las causas del incidente.

Si bien los expertos en ovnis están "excitados" por el hecho, los investigadores dijeron a la emisora BBC que están trabajando sobre otras teorías para explicar este "incidente único". Entre ellas, se estudia la posibilidad de que se haya debido a un rayo, por hielo que cayó de una aeronave, fatiga de materiales, falla mecánica o hasta por el intenso frío.

Fraser McLachlan, jefe ejecutivo de la compañía aseguradora de turbinas eólicas GCube, dijo que hechos de esta naturaleza son inusuales, pero se reportan unas cinco a seis veces por año.

"Normalmente no vemos cosas como aeronaves, u ovnis, impactándolos. En general se trata de una falla mecánica que hace que el aspa se separe", indicó. También mencionó las bajas temperaturas reinantes como una posible causa.

En cambio, Russell Kellett, de la Oficina de Platillos Voladores, dijo que éste fue el último de una serie de avistajes de "luces extrañas" en el norte de Inglaterra que fueron reportados desde el día de Año Nuevo.

"Fui inundado" de relatos, indicó.

El Ministerio de Defensa en Londres dijo que no investigará el incidente.

"Mientras no haya pruebas sobre una posible amenaza, no investigamos cada avistaje", dijo un portavoz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario