18 de mayo de 2009

Diez años en busca de E.T.

Por: Juan Ranchal

Este fin de semana ha cumplido diez años el proyecto SETI@home, el más importante entre los que buscan vida inteligente extraterrestre, que continúa en marcha gracias a millones de voluntarios que desinteresadamente ceden parte de la potencia de cálculo de sus ordenadores para procesar la información de los radiotelescopios, logrando la mayor red de computación distribuida mundial.

Los primeros proyectos SETI surgieron en la década de los años 70 bajo el patrocinio de la NASA. Uno de los más famosos es el que nos ocupa, con sede en el Laboratorio de Ciencias Espaciales de la Universidad de Berkeley donde se almacena y procesa la información recibida desde el mayor radiotelescopio mundial situado en Puerto Rico.

El sistema de computación en Red que permite la computación distribuida está a cargo de la plataforma de software denominada BOINC, bajo licencia de código abierto y disponible para plataformas Windows, Linux, FreeBSD o Mac OS X.

El tirón del proyecto SETI es tal, que BOINC tiene un rendimiento superior al mayor supercomputador mundial, el Blue Gene de IBM, gracias a los cinco millones de usuarios de 200 países que han donado parte de la potencia de cálculo de sus equipos. Actualmente el proyecto del SETI comparte la plataforma con otras iniciativas de investigación médica o científica que requieren un alto grado de proceso. Otros proyectos resaltables de computación distribuida es el que patrocina Intel para la lucha contra el cáncer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario