15 de enero de 2010

Anne Rice sigue siendo la reina de los vampiros

Por: Yanet Aguilar Sosa

Escribió tres grandes series con las que ha conquistado miles de lectores; para muchos es mejor que Stephenie Meyer

El éxito caracteriza la carrera literaria de Anne Rice, pero no su vida. Es una escritora best seller que ha vendido más de 100 millones de ejemplares y es considerada la heredera de Stephen King, tanto que la llaman “La reina del terror” por crear las sagas de vampiros más leídas de las últimas décadas; sin embargo, su existencia está marcada por la tragedia. Su hija Michele murió a los cinco años, víctima de leucemia.

“La Dama de Nueva Orleans” -por sus historias despiadadas que tienen como escenario esa ciudad estadounidense- nació en Nueva Orleans en 1941 y es autora de tres series emblemáticas: Crónicas vampíricas, Las Brujas de Mayfair y Nuevas historias de vampiros, que han introducido a miles de lectores en los más recónditos lugares de su mente.

Anne Rice, también llamada “La reina de los condenados”, como el título de una de sus crónicas vampíricas, ha generado descripciones audaces, personajes oscuros, historias catárticas llenas de búsquedas de amor y de esperanza; escritas con una prosa obsesiva.

Personajes desde la infancia

Su nombre verdadero es Howard Allen O’Brien, pero desde pequeña se hizo llamar Anne y años después, cuando tenía 31 años y publicó su primera obra, Entrevista con el vampiro (1972), comenzó a formar su trayectoria como narradora hasta convertirse en la jefa de los vampiros, que han sido los personajes, junto con las brujas, que le interesaron desde sus primeros años y de los que ha hablado en más de 20 libros protagonizados -casi todos- por Lestat de Lioncourt.

En su carrera como escritora, Anne Rice se ha ayudado de otros vampiros importantes como Louis, Magnus, David Tablot, Armand, Gabrielle, Claudia y Marius. La mujer, que en 1961 se casó con el poeta y pintor Stan Rice con quien tuvo dos hijos, Michele en 1966 y Christopher en 1978, -quien ha seguido sus pasos en la literatura de vampiros-, encontró en sus experiencia personal la mina de oro de su carrera literaria.

La inspiración

La leucemia, enfermedad que mató a su hija Michele, determinó la temática vampírica en Rice. En Entrevista con el vampiro, la narradora proyecta la muerte de su pequeña tras una investigación del mito del vampiro y explora los temas de la inmortalidad, la pérdida, la sexualidad y el poder. La historia no sólo marcó el inicio de una saga literaria formada por 10 títulos, sino que también fue llevada al cine en 1994 por Neil Jordan y con guión de la misma Anne Rice, con la cual se convirtió en una autora de culto en los años 90, lo mismo que la película.

Esa saga, con sus narraciones fantásticas, son consideradas las mejores novelas dedicadas al mito vampírico y son reconocidas porque ayudaron a resucitar el mito en Estados Unidos en las que cuenta la historia de su máximo personaje de ficción: Lestat de Lioncourt.

La nueva aventura de Lestat

Justo de esa saga de chupasangres, Ediciones B -que publica toda la obra de Rice- acaba de lanzar en su sello Zeta, El Santuario, noveno título de la serie publicado en EU en 2002. En esta entrega, Quinn Blackwood, un rico y excéntrico joven convertido en vampiro, pide la ayuda de Lestat para librarse del control de Goblin, pues desde que Quinn entró al reino de los muertos, Goblin es una amenaza para sus seres cercanos.

En esta novela, Rice reune las Crónicas Vampíricas y la serie de Las Brujas de Mayfair para revelar nuevos episodios de la historia de los vampiros. Cántico de sangre es su última crónica vampírica.

La herencia

Para algunos lectores, Anne Rice no debe ser llamada “La reina del terror”, pues sus personajes distan de ser terroríficos, por el contrario, son seres amables y compasivos, llenos de ternura y crueldad, pero por ellos mismos y su mundo. Sin embargo, son muchos más quienes aseguran que Rice renovó el género de terror y dio nueva vida a los vampiros.

En foros de Internet muchos jóvenes hablan de Rice frente a Sthepanie Meyer, a quien llaman “La Anne Rice juvenil” y dicen: “Me quedo mil veces con las novelas de Rice. He leído gran cantidad de literatura vampírica y lo único que tienen de vampiros de Meyer es que tienen colmillos, por lo demás, ni de cerca”.

Rice ha publicado con los seudónimos Anne Rampling y A.N. Roquelaure, en sus primeros años y para temas más orientados a adultos, como la Trilogía de la Bella Durmiente. En 2005, Rice se convirtió al cristianismo y anunció que “sólo escribiría sobre Jesús, nuestro Señor”. Así, su primer libro fue Cristo el Señor. Fuera de Egipto, con el concluye sus sagas de vampiros y brujas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario