20 de julio de 2010

Los mexicanos cada vez creen menos en ovnis, según analista


Mario Méndez Acosta asegura que los mexicanos se encuentran cada vez más decepcionados por este fenómeno

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de décadas de veneración y fiebre por los "avistamientos" de ovnis, en los últimos años los mexicanos se encuentran cada vez más decepcionados por este fenómeno, así como por los fracasos en las profecías de los brujos, dijo hoy el analista Mario Méndez Acosta.

El escritor y periodista explicó que en décadas anteriores se hicieron populares los horóscopos en radio, televisión y una gran cantidad de medios y sin embargo ahora son pocas las personas que están atentas a lo que dice su carta astral, principalmente porque sus pronósticos son intrascendentes.

"Esto ya dejó de ser una obsesión nacional y lo mismo ocurre con los ovnis, por los que había una fascinación en décadas anteriores", indicó Méndez, quien creó en la década de los ochenta la Sociedad Mexicana para la Investigación Escéptica (Somie) que durante muchos años desentrañó numerosos mitos.

El especialista, quien publica sus artículos en la revista Ciencia y Desarrollo del Consejo de Ciencia y Tecnología, afirmó que la creencia en los ovnis está en plena decadencia y "se va secando el interés", aunque admitió que aún existen algunos pequeños grupos que mantienen su fe en encontrar extraterrestres.

"Esto no se compara con los cientos de personas que iban a la sierra de Puebla para tratar de tener 'avistamientos'" que resultaban ser los aviones que llegaban a Ciudad de México, "pero como ellos usaban cámaras y no binoculares, no se daban cuenta de lo que veían", afirmó.

El experto recordó al astrónomo Carl Sagan, quien señaló que en los testimonios de presuntos "extraterrestres", éstos nunca contestaban preguntas científicas, aunque siempre eran muy comunicativos cuando se trata de cosas "imprecisas y vagas". "Pero cuando se pregunta algo específico, que dé ocasión a descubrir si saben algo realmente, sólo hay silencio".

Precisó que a partir de los noventa, con los programas de Jaime Maussán, un conocido ufólogo mexicano, la gente se ha cansado de los mismos recursos con vídeos trucados provenientes de otros países, y añadió que "actualmente no hay fenómenos que la gente diga que son inexplicables".

Recordó que uno de los últimos ocurrió en 1991 durante un eclipse de sol, cuando las personas confundieron a Venus con un ovni cuando el planeta se mostró en la penumbra del eclipse.

Otro caso fue el de un vídeo tomado con cámara infrarroja en marzo de 2004 en el que se veían una serie de 16 objetos brillantes que fue interpretado por los ufólogos como la confirmación del fenómeno ovni.

No obstante, luego de un análisis, los científicos del Instituto de Astronomía de la Universidad Autónoma de México informaron de que se trataba de un fenómeno meteorológico conocido como centellas, las cuales se forman por burbujas de gas ionizado.

Los investigadores afirmaron entonces que la mayor parte de los fenómenos que ocurren en el espacio tienen alguna explicación científica.

Méndez señaló que el único dato reciente es un caso reportado estos días en China, donde supuestamente apareció un ovni en condiciones de extrema brillantez antes de que se ocultara el sol, aunque se ha adelantado que se trata de un aparato de la Fuerza Aérea de China y que su brillo es sólo reflejo del sol.

El analista afirmó que la ciencia cada vez "está más convencida" de que no es posible detectar desde la Tierra la posible existencia de vida inteligente.

Añadió que otros casos que han cansado a los mexicanos son las profecías de los brujos, videntes, adivinos, entre estos del autodenominado brujo mayor, Antonio Vázquez, quienes salen al comienzo de cada año a dar a conocer sus profecías para los siguientes doce meses, de las cuales ninguna se cumple.

Incluso el brujo mayor, en una de sus últimas puntadas, perdió estrepitosamente al competir con el famoso pulpo "Paul" al que contradijo al apostar por Holanda como ganadora del Mundial de fútbol que finalmente se llevó España, como predijo el cefalópodo.

El brujo mayor leyó sus cartas de tarot y aseguró entonces que Holanda ganaría, predicción que nadie tomó en cuenta debido al fiasco de sus anteriores pronósticos, en los que anunció erróneamente que México no jugaría el Mundial o que Brasil disputaría la final.

Ante hechos como este, Méndez dijo que los mexicanos están cansados de adivinanzas, aunque no dejan de creer en fenómenos paranormales y mantienen su esperanza en resultados de la fe y la magia, entre estos en los llamados medicinas milagrosas que prometen la solución a problemas de salud ancestrales, entre muchos otros problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario