20 de enero de 2007

Avistamiento ovni en Boyacá, Colombia


NOBSA Boyacá.- Algunos habitantes aseguran que los objetos tenían luces, eran brillantes y cambiaban de color. Un experto advierte que no son terrestres. José Guío, un maestro en artes plásticas que tiene su taller en la vereda Dichó, en Nobsa (Boyacá), estaba tomando fotos a las 4:30 de la tarde el 31 de diciembre y de repente sus ojos se concentraron en un objeto elíptico, como un balón de fútbol americano, que volaba en el cielo.

Para Guío fue muy fácil enfocarlo con el lente de su máquina. Según él, duró flotando en un solo sitio durante más de 40 minutos y luego se movió lentamente hacia la montaña conocida como Cruz de Aranda.

Los ojos de Guío no fueron los únicos que vieron que un objeto volador no identificado estuvo recorriendo el espacio aéreo del municipio.

El propio alcalde, Ramiro Barragán, dijo que el 7 de enero vio dos figuras suspendidas en el aire similares a las que el maestro describió.

Él se encontraba en un viñedo situado en la inspección de Puntalarga, a las 3:30 de la tarde, y con unos binóculos comprobó que el objeto volador cambiaba de colores: de amarillo pasaba a negro y luego a blanco. Otro testigo fue Adolfo Zárate, ex secretario de Desarrollo de Nobsa. "Giraba sobre sí mismo y era de color naranja. Luego apareció otro objeto", dijo Zárate.

El 7 de enero, los supuestos Ovnis también sobrevolaron la plaza de toros de Duitama, cerca de Nobsa. Varios aficionados que asistían a una corrida de la feria local vieron tres objetos brillantes en el cielo.

Álvaro Bonilla, integrante de Contacto Ovni Colombia (organización que estudia esos fenómenos), viajó a Nobsa para recoger información, y tras analizar las fotografías aseguró que se trata de objetos no terrestres. "Esto se puede notar por sus características y por la forma como se desplazaban", dijo Bonilla.

Todo tendría que ver con un supuesto poder magnético que se concentra en las montañas de la región. Según Jaime Vianchá, un estudioso de la historia de Nobsa, hace cinco años unos ingenieros subieron al cerro del Gavilán, junto a la Cruz de Aranda (sitio donde se han visto la mayoría de objetos) y las brújulas que llevaban se enloquecieron. Rafael García, funcionario de Ingeominas, agregó que no hay estudios que certifiquen esa teoría.

Por lo pronto, los habitantes de Nobsa están contentos de que su municipio, además de turistas, también sea visitado por extraterrestres.

En Ubaté, otro avistamiento

David López, un fotógrafo que hacía tomas de la Basílica de Ubaté, en Cundinamarca, logró captar imágenes de un Ovni en el 2004.

López disparó el flash en seis oportunidades sin que nada raro sucediera. Horas más tarde, abrió los archivos gráficos en su computador y notó un pequeño punto blanco que, en cada foto, iba corriéndose a la derecha y cambiando de tonalidad. De rojo a violeta.

"Cuando tomé las fotos no vi nada de eso. Pero luego eran muy claros en la pantalla de mi computador" dijo entonces sobresaltado.

William Chávez, experto ufólogo colombiano, avaló el fenómeno y dijo que sí se trató de un Objeto Volador No Identificado (Ovni).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada